Un niño de cuatro años llama a emergencias para salvar la vida de su madre

El pequeño, había recordado el aviso de su madre: 'Si ves algo raro, llama al 911'

El pequeño Andre Givens ha sido condecorado por la policía de Tampa, con una medalla al valor. Todo resultaría normal si no fuera que Andre Givens, sólo tiene cuatro años. El caso se remonta ha hace algunas semanas, pero no se ha sacado a la luz hasta que la policía de Tampa le ha entregado su merecidísima condecoración.

Tampa, es una localidad de Florida, en el sureste de EE UU, una ciudad pequeña.
Todo ocurrió, cuando la madre de Andre, Alisa Givens, no pudo continuar conduciendo por un fuerte malestar. Consiguió aparcar el coche muy cerca de la oficina de correos de la localidad. Finalmente, cuando logró aparcar, se desvaneció. Estaba sola junto con su hijo pequeño, Andre, de cuatro años de edad. El niño, asustado, cogió el teléfono móvil de su madre y llamó al 911, teléfono de emergencias.

Cuando desde la policía de Tampa, contestaron la llamada, se encontraron que un niño asustado estaba al otro lado del aparato. Llorando y nervioso, la policía decidió comenzar a rastrear la llamada. El niño, tras explicar que su madre estaba dormida, comenzó a indicar a la policía que se encontraba frente a la oficina de correos. No fue fácil porque el niño estaba asustado y además no se le entendía demasiado, pero pudo contestar a los agentes diciéndoles que “estaban al lado del sitio de las cartas”

La policía al comprobar que la llamada provenía de esa zona, mandó a los bomberos y a una ambulancia. Los paramédicos de cuerpo de bomberos, trasladaron a la señora Givens a un hospital donde la revitalizaron.

Aparentemente, la madre de Andre, le había enseñado que cuando viera algo que no fuera normal, llamara al 911. Desde luego que el consejo lo entendió rápido.

Un comisario de la localidad, declaró que no sabía si era el niño más pequeño que había llamado alguna vez a emergencias 911, pero que desde luego, no era algo muy habitual.

Andre, además de salvarle la vida a su madre con tan sólo cuatro años de edad, es el único niño de su ciudad, y probablemente de su país, que tiene una medalla al valor entregada por la policía.

Más sobre: