Nadya Suleman confirma su proyecto de rodar un documental y hace de su apodo un negocio muy rentable

La famosa octomamá está en negociaciones para grabar un programa de televisión sobre sus 14 hijos y ha registrado su apodo como marca

Algo en lo que todo el mundo estará de acuerdo es que Nadya Suleman, la famosa madre de octillizos, es muy emprendedora. Según publica la prensa estadounidense, su proyecto de ‘reality show’ sigue adelante y, además, quiere lanzar numerosos productos con el nombre con el que le han bautizado los medios: Octomamá.

El ‘reality show’ (o como ella prefiere llamarlo, “documental”) que quiere sacar adelante mostrará al mundo entero el día a día de sus 14 hijos. Lo ha confirmado a través de una entrevista a una revista (Life & Style), como viene siendo habitual desde que su parto de octillizos diera la vuelta al mundo. Planea abrir las puertas de su casa a las cámaras el próximo verano y permitirá que el equipo de televisión grabe a sus retoños seis veces al año, hasta que cumplan los 18.

"Lo que haré con el programa de TV es básicamente crear documentales sobre la vida de los niños", ha comentado. Y además, quiere traspasar fronteras: primero se emitirá en Gran Bretaña, y después, en Estados Unidos. Para ello, la elegida ha sido la productora independiente británica Eyeworks. Desde la empresa aún no se confirma la noticia: Rinout Oerlemans, jefe de la oficina ejecutiva de Eyeworks, ha señalado en un comunicado que están "en proceso de negociación" con Nadya.

Eso sí, Oerlemans defiende que la historia de Nadya “es única y emocionante, y necesita ser contada de una manera adecuada" y que su productora está dispuesta a contarla “alrededor del mundo".

‘Octomamá’, ahora marca registrada
Cuando saltó la noticia de que Nadya perseguía su propio reality show, ella aseguraba que la única condición para llevarlo a cabo es que no se empleara el término “Octomom”, ya que lo detestaba. Pero algo ha debido de cambiar en la mente de Nadya que, nuevamente emprendedora, se ha decidido a registrarlo como marca.

Nadya parece haber visto un filón económico en explotar su nuevo sobrenombre y quiere tener el derecho de exclusividad y de comercialización del mismo. Ya tiene en mente toda una gama de productos que podrían tener mucho éxito en el mercado bajo su nombre, como pañales para bebé, ropa infantil y accesorios para niños.

No obstante, parece que Nadya no ha sido la más rápida, ya que una compañía estadounidense llamada "Super Happy Fun Fun", se le ha adelantado y registró el nombre hace un mes. Pero seguro que Nadya peleará hasta conseguirlo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más