Multitudinario funeral para despedir a las víctimas del terremoto en Italia

La cifra de víctimas asciende a 289, 20 de las cuales son niños / Entre los 5.000 asistentes al oficio religioso ha destacado la presencia de numerosas personalidades políticas

Alrededor de 5.000 personas han asistido esta mañana al funeral celebrado en memoria de las víctimas del terremoto que sacudió la región italiana de Los Abruzos el pasado lunes. El oficio religioso ha tenido lugar en la Plaza de Armas de la Academia Militar de Copito. Se trata del único edificio del pequeño pueblo de L’Aquila que no ha sido desalojado.

El encargado de presidir el solemne funeral de Estado, que coincide con el Viernes Santo, ha sido el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Un total de 205 féretros, cinco de ellos blancos pues pertenecían a niños, se disponían en fila ante el Altar. Es en este momento cuando muchos han descubierto la verdadera magnitud del seísmo. Sobre ellos, grandes y coloridos ramos de flores, que contrastaban con el sentimiento de dolor de los asistentes. No obstante, la cifra de muertos asciende ya a 289, 20 de los cuales eran menores.

Palabras de aliento
A lo largo de la misa, se pudieron escuchar algunas palabras que el Papa Benedicto XVI ha querido dirigir a los familiares de las víctimas. Las ha leído el secretario de Su Santidad, Georg Ganswein. "En estas dramáticas horas en las que la descomunal tragedia se ha cebado sobre esta tierra, me siento espiritualmente presente entre vosotros para compartir vuestra angustia, implorar a Dios el reposo eterno por las víctimas, la rápida recuperación de los heridos y la fuerza para continuar y no caer en el desaliento. Este es el momento del compromiso, en sintonía con los organismos del Estado, que están trabajando. Sólo la solidaridad puede permitir superar pruebas tan dolorosas ".

Lágrimas y dolor. Un panorama desalentador para todos. Algunas de las más altas personalidades políticas del país han querido estar presentes para acompañar a los familiares. Es el caso de Giorgio Napolitano, presidente de la República italiana, Gianfranco Fini, presidente de la Cámara de los Diputados, y el mismo Silvio Berlusconi, primer ministro del país, a quien se ha podido ver muy afectado, entre otros.

Las réplicas del seísmo no han cesado incluso durante el funeral. De hecho, esta mañana se han registrado dos movimientos de tierra de magnitudes 3,7 y 3 en la escala Richter. Si ayer la prensa se hacía eco de los saqueos protagonizados por algunos bándalos en las zonas afectadas, hoy cabe destacar una noticia que pone de manifiesto el impacto que la catástrofe ha tenido sobre la población y la solidaridad hacia sus conciudadanos. Gracias a las donaciones realizadas por los italianos, se han recaudado cerca de 24 millones de euros que serán destinados a las víctimas y a las labores de reconstrucción.

Más sobre: