La BBC afirma que entre 3.000 y 10.000 edificios han sufrido daños

Día de luto en Italia por las más de 170 víctimas del terremoto

Más de 1.500 heridos, 17.000 viviendas destrozadas y más de 100.000 italianos que han perdido sus hogares son las cifras de esta tragedia

El consejo de ministros italianos ha declarado un día oficial de luto por las víctimas del terremoto que azotó Italia la madrugada de ayer. También, han aprobado un paquete de ayudas de 30 millones de euros para los afectados.

En declaraciones a la televisión pública italiana, el primer ministro Silvio Berlusconi ha declarado que "Debemos reconstruir y eso requiere grandes cantidades de dinero". También ordenó el despliegue de un millar de militares en la zona afectada para ayudar en las tareas de rescate y evitar escenas de saqueo, ciscunstancia que ayer se repitió en varias zonas de L´Aquila.

Durante la noche de ayer, varias réplicas del terremoto volvieron a producirse en la región de L´Abruzzo, provocando escenas de pánico entre los que no habían conseguido olvidar el temblor de 5,8 grados en la escala Richter del día anterior.

Mientras tanto continuan la búsqueda por si quedara gente con vida bajo los escombros. 

El terremoto que ha sacudido el centro de Italia la madrugada de ayer ha dejado hasta el momento más de 170 muertos entre los que se encuentran varios niños que quedaron atrapados entre los escombros. El seísmo, de 5,8 grados en la escala de Richter, sacudió a la localidad de L´Aquila, capital de L´Abruzzo, en el centro de Italia. Además, son más de 50.000, las personas que habrían perdido su hogar sin contar los daños en los edificios. Fuentes policiales confirmaban en la BBC que entre 3.000 y 10.000 edificios antiguos habrían sufrido daños.

Aparentemente, el epicentro del seísmo se produjo relativamente cerca de la superficie, lo que provocó que el temblor se notara con más dureza y fuera. Los servicios de emergencia trabajan a destajo mientras que el hospital se ha saturado. No tienen agua potable y los heridos son atendidos en la entrada del centro.
Según el responsable de Protección Civil, Guido Bertolaso, la situación es "dramática". "Es la peor tragedia de este milenio” y no descartan que el número de muertos aumente considerablemente a medida que puedan ir limpiando la zona.

Los accesos a L´Aquila están cortados. Tanto las autopistas como las vías férreas, han sufrido daños considerables con lo que hace todavía más difícil las labores de evacuación y el acceso de ayudas a la zona.

Se teme, que hayan quedado atrapadas más victimas entre los edificios del casco histórico de L´Aquila. El alcalde de la ciudad, Massimo Cialente, ha informado del derrumbe de un centro de estudiantes y de que 120.000 personas han salido a las calles.

También la cúpula de la iglesia de las Almas Santas se ha derrumbado, así como una residencia de estudiantes universitarios. La catedral, asimismo, ha sufrido también daños materiales. Unos 15.000 habitantes permanecen sin suministro eléctrico.

El terremoto se ha sentido también en Roma donde el temblor hizo crujir algunas casas del centro histórico romano.

Giampaolo Giuliani, técnico e investigador en el Laboratorio Nacional de Física de Gran Sasso, advirtió la semana pasada de la proximidad de un seísmo en la zona de L´Abruzzo. No sólo no le hicieron caso sino que además le tildaron de “alarmista”.
La pregunta en L´Abruzzo es ahora la siguiente: ¿Por qué no hicieron caso a las afirmaciones de Giuliani?

El primer ministro Silvio Berlusconi ha suspendido su viaje previsto para Rusia ante las dimensiones adquiridas por esta tragedia.

Fuentes consultadas por la BBC confirman que entre 3.000 y 10.000 edificios podrían haber sufrido daños.

Más sobre: