Antonio y María, los nombres más comunes entre los españoles

Los nombres tradicionales siguen siendo los más habituales, pero han evolucionado mucho en los últimos 100 años

El INE ha publicado su listado con los nombres más populares entre los españoles. Existen nuevas modas, pero parece ser que los más tradicionales siguen de plena actualidad. María, por ejemplo, es el más común entre las mujeres desde 1920. Entre los hombres, ha habido diferentes variantes: aunque Antonio sigue siendo el más popular, entre los nacidos a partir del año 2000, los más numerosos son los Alejandro.

En todas las provincias, el nombre femenino más frecuente es María o María Carmen, excepto en una. Como no podría ser de otra forma, entre las zaragozanas triunfa María Pilar, haciendo honor a su patrona, la Virgen del Pilar. No obstante, existen ciertas diferencias geográficas: en Ceuta y Melilla podemos encontrar nombres como Fátima, Malika o Yamina con mucha asiduidad, por influencia del mundo árabe. En Cataluña, por su parte, encontramos muchas Montserrat (el segundo más habitual en Lleida, Barcelona y Tarragona), y en el País Vasco, abundan las Amaia, Leire, Begoña o Ainhoa.

Resulta muy llamativo que las extremeñas cuentan con nombres muy sonoros, originales de los hombres, pero en su versión femenina: Antonia, Juana, Josefa y Manuela están entre los 7 más comunes tanto en la provincia de Cáceres como en Badajoz. Por otra parte, Madrid alberga todas las combinaciones posibles de María y Carmen como nombres “ganadores”: encabezan la lista las Mari Carmen, seguidas de las María y, a continuación, las Carmen. Lo mismo ocurre en la provincia andaluza de Sevilla, solo que con el orden cambiado: priman las Mari Carmen, seguidas de las Carmen y, en tercer lugar, las María.

Entre los hombres, lo más habitual es llamarse José o Antonio, o la combinación de ambos, José Antonio. También en este caso tenemos peculiaridades geográficas: si bien Jordi, Joan o Josep son muy frecuentes en Barcelona, en Galicia encontramos muchos más Francisco, Santiago o Jesús. Llama peculiarmente la atención que en las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, si preguntamos a los varones por la calle, la mayoría se conocerán como Mohamed.

Aunque los nombres más populares siguen liderando la lista, ha habido cambios a lo largo del tiempo. Entre aquellos que nacieron antes de 1920, encontraremos unos cuantos Teodoro, Cristóbal, Juan Bautista, Gregorio, Bartolomé, Marcelino o Domingo. Nombres muy diferentes a los que más empiezan a sonar hoy en día, como Mikel, Marc, Raúl, Martín, Ismael o Mario.

Esto mismo ocurre en el caso de las mujeres. A principios de siglo había numerosas Dolores, Josefa, Concepción, Felisa o Juana. En los años 50, esta tendencia fue cambiando y dejando bien clara otra: la de los nombres compuestos. Casi todas las mujeres llevaban el María delante de otro: así, había muchas Mari Carmen, Mari Ángeles, María Jesús o María Teresa. Las niñas de la década de los 70 fueron cogiendo nombres más breves y directos, como Laura, Marta, Mónica o Cristina. Así hasta llegar a nuestros días: entre las niñas nacidas en este siglo XXI parecen más exóticas. Se llaman Ane, Neus, Andrea, Lucía, Claudia, Noelia, Berta, Maialen o Salma.

Se pueden consultar estos datos y muchos más, en la página web del INE.

Más sobre

Regístrate para comentar