El Dalai Lama, 'ciberespiado' por unos piratas informáticos chinos

Una organización canadiense han descubierto que unos ‘hackers’ informáticos se han infiltrado en ordenadores de altas instituciones de más de 103 países

Ni siquiera el Dalai Lama ha podido escapar del mayor caso de espionaje a través de internet hasta ahora conocido. Investigadores canadienses han advertido que una potente red de espías cibernéticos chinos se han infiltrado en los sistemas informáticos del líder del budismo tibetano. Al parecer, esta red también habría burlado los controles de seguridad de los ordenadores de exiliados tibetanos por todo el mundo, así como en ministerios, embajadas y oficinas diplomáticas de hasta 103 países.

Así, los piratas chinos han conseguido robar información y documentos del Dalai Lama, y además se han infiltrado en el sistema informático de la organización tibetana en India, Bélgica, Reino Unido y Estados Unidos.

La manera de introducirse en estos sistemas es compleja y muy desarrollada: no solamente permite robar y destruir archivos, sino que también es una especie de "Gran Hermano". El programa espía es tan sofisticado que es capaz de encender la cámara de vídeo de los ordenadores, para vigilar, escuchar, ver y grabar todas las actividades que se estuvieran llevando a cabo alrededor del ordenador. Lo que aún no se ha podido demostrar es que existan grabaciones del Dalai Lama o de su círculo más próximo.

El espionaje sin fronteras
Está claro que Internet ha desdibujado las fronteras actuales. Y en el caso del ‘ciberespionaje’, también. Estos informáticos han logrado infiltrarse también en los sistemas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, y en embajadas de países como Alemania, Portugal, India, Corea del Sur o Taiwán. "Cerca del 30 por ciento de los ordenadores infectados pueden ser considerados como de alto valor e incluyen ministerios y oficinas gubernamentales de países como Irán, Bangladesh, Letonia, Indonesia, Filipinas, Brunei, Barbados y Bután", han afirmado los investigadores en un comunicado.

Los medios de comunicación tampoco han escapado al espionaje vía web. Algunos de los perjudicados son la agencia de noticias estadounidense Associated Press en Londres y Hong Kong o el canal de televisión New Tang Dinasty Televisión (creado por una organización perseguida por el gobierno de China). Por si esto fuera poco, el asalto cibernético llegó incluso a un ordenador en la sede de la OTAN.

En total, los espías informáticos se han colado en al menos 1.295 ordenadores de 103 países diferentes. La mayor trama de espías de la historia.

Más sobre

Regístrate para comentar