Nadya Suleman despide a las niñeras y consigue el alta de seis de sus octillizos

La famosa mamá “múltiple” ha decidido prescindir de las cuidadoras por considerarlas espías

El caso de Nadya Suleman y sus octillizos sigue dando titulares. La “octomamá” (como la llaman los medios de comunicación de Estados Unidos) ha decidido despedir al séquito de niñeras que la organización Angels in waiting, sin ánimo de lucro, le había ofrecido. Y es que ahora Nadya asegura que las cuidadoras eran más bien "espías" y que estaban en su contra.

Muchos han puesto en tela de juicio la capacidad de Nadya para criar a sus hijos, así como su equilibrio mental; dudas que ahora se incrementan con la supuesta conspiración contra ella que la madre denuncia.

Los estadounidenses han recibido la noticia a través de las declaraciones de Nadya a una revista, tal y como viene haciendo desde que se hizo famosa. Así, confirmó a US Magazine el despido de las niñeras: “Sí, es cierto. Las he despedido". Y como si de una novela se tratara, no desvela los motivos y promete más capítulos: "Era realmente malo, es todo lo que puedo decir. No puedo confirmar el por qué en concreto, pero daré detalles pronto".

Quien sí ha hablado ha sido el abogado de la prolífica mamá, Jeff Czech. Ha explicado que la relación entre Nadya y la organización que le brindó las cuidadoras, “se había ido deteriorando en las últimas semanas”.

¿Niñeras o “espías”?
Según recogen algunos medios de comunicación, Angels in waiting presentó una demanda contra Nadya solicitando una investigación “sobre la capacidad de la madre para proveer el cuidado y los medios necesarios para sus 14 hijos”. Una petición en la que habrían colaborado autoridades de protección de menores, y que a Nadya, como cabe esperar, sentó muy mal.

A raíz de aquello, comenzaron las discusiones con las cuidadoras. Según el abogado, la situación estalló cuando Nadya sospechó que la fundadora de Angels in Waiting, Linda West-Conforti, iba a presentar un nuevo informe en su contra, otra vez, con el apoyo de algunas autoridades.

Así las cosas, Nadya decidió echar a todas las niñeras, para evitar este supuesto espionaje. Lo que está claro es que necesitará nueva ayuda, ya que seis de sus octillizos ya han recibido el alta y están, junto a sus seis hermanos mayores, en casa. La prensa recoge que Nadya contratará a unas nuevas niñeras, formadas en el hospital donde dio a luz a sus bebés.

Cuatro de los pequeños, por fin en casa
Por su parte, parece que los recién nacidos van saliendo adelante. Maliyah Angel (el bebé B, como los identificó inicialmente en el hospital), y Nariyah Angel (el bebé D), fueron dados de alta el sábado por la tarde a petición de Nadya. Además, el martes pasado otros dos, Noah Angel e Isaiah Angel, abandonaron el hospital en medio de un gran depliegue de fotógrafos. El jueves 26 de marzo abandonaron el centro hospitalario Makai y Jeremiah. El séptimo de los octillizos estará en casa en pocos días, mientras que el octavo aún no tiene peso suficiente y deberá permanecer ingresado al menos un mes más.

Un suceso más que añadir a la larga lista de polémicas que le han rodeado desde que decidiera tener octillizos, por inseminación artificial, contando ya con seis niños pequeños y sin trabajo ni medios para mantenerlos, en lo que se ha considerado un intento de imitar a Angelina Jolie, ídolo de Nadya.

Más sobre: