El asesino confeso de Marta del Castillo no tiene abogado que le quiera defender

La policía ha empezado ya a buscar en bolsas de basura de la noche del 24 de enero,el día que se cometió el asesinato de Marta

La policía está revisando bolsa por bolsa, la denominada “zona sensible” del vertedero de Alcalá de Guadaira donde se puede encontrar el cuerpo de Marta del Castillo, según ha declarado un portavoz de la empresa de basuras para Radio Nacional.

No sólo buscan el cuerpo sino también sus objetos personales después que el presunto asesino, Miguel Carcaño cambiara su declaración ante el juez Francisco Asís Molina, afirmando que Marta fue arrojada a un contenedor de basuras junto con sus objetos personales la misma noche de su desaparición, el pasado 24 de enero.

El problema con el que se encuentra la policía es que después de llegar la basura al vertedero, ésta se cubre con una capa de tierra de unos 50 cm para que se descomponga todo el material orgánico con lo que el cuerpo de Marta habrá sufrido daños por este proceso.

Aún así, hay quien duda aún de esta nueva versión de los implicados. Piensan que los encargados de recoger la basura de la ciudad, se podrían haber percatado de la presencia de un cuerpo en un contenedor, y más aún después de haber estado más de un mes rastreando el río Guadalquivir desde Sevilla hasta Huelva, antes de saberse que era todo una mentira de
los implicados.

Por otro lado, mañana está previsto que declaren ante el juez, nuevos testigos que podrían confirmar a la policía la coartada de Samuel, amigo del presunto asesino Miguel Carcaño. En un primer momento, Miguel confesó que mató a Marta en su domicilio de Sevilla de un golpe en la cabeza y que posteriormente, ayudado por “el cuco” y por Samuel, se deshizo del cuerpo de la joven arrojándolo al río Guadalquivir desde el puente de Camas.

El pasado martes, Miguel Carcaño pidió al juez ampliar su declaración, y confesó que en ningún momento arrojaron a Marta al río, sino que la violaron en su casa tanto él como su amigo “el cuco” y que fue este último quien la asesino. Posteriormente, declaró que la arrojaron al contenedor de basura de la misma esquina de su casa. La policía hasta el momento, no ha podido encontrar ninguna prueba biológica que implique a Samuel en los hechos, con lo que de confirmar su coartada podría quedar libre del proceso.

Otra novedad importante del caso es que Miguel Carcaño no tiene abogado que le quiera defender. Tras la dimisión de su primer letrado, Antonio Jiménez Almagro, le fue asignado otra abogada de oficio, Presentación Rosendo, que también ha declinado la defensa de Carcaño alegando “motivos personales”.

En estos momentos, el Colegio de Abogados, busca un letrado dispuesto a defender a Miguel Carcaño.




Más sobre

Regístrate para comentar