Espido Freire nos desvela las claves de su último libro ‘Cartas de amor y desamor’

Hablamos con la ganadora de dos premios Planeta sobre el amor, el papel de la mujer hoy en día y sobre si en nuestra sociedad tecnológica siguen quedando románticos

“Cuando se le ha permitido, la mujer siempre ha sido emprendedora”. Ese sería el mejor titular para describir la conversación y la personalidad de Espido Freire. Una mujer dinámica, talentosa, la más joven en ganar un premio Planeta con ‘Melocotones helados’ (a los 25 años), polifacética y, como se descubre en su último libro, ‘Cartas de amor y desamor’, una auténtica estudiosa de las relaciones amorosas. Un referente en la literatura actual y todo un icono de mujer trabajadora y exitosa.

En Hola.com hemos tenido la oportunidad de hablar a solas con ella.

HOLA.COM- ‘Cartas de amor y desamor’ cuenta seis fases de una relación sentimental. ¿Hay que pasar por ellas para poder escribir sobre el amor?
ESPIDO FREIRE- Originalmente, las seis cartas formaban parte del espectáculo "Bolero" de Edith Salazar, y eran leídas en off por actrices como Terele Pávez, Lucía Bosé, Loles León, María Estévez... De manera que cada actriz representaba una edad y una fase amorosa, y así estructuré las cartas. No son autobiográficas, y no tienen gran cosa que ver conmigo y con cómo percibo el amor, por suerte o por desgracia, dependiendo del tema.

H- En tiempos de crisis económica, parece que valoramos más otros aspectos de nuestra vida. ¿Qué te ha impulsado a escribir este libro?
E.F.- Los lectores que vieron la representación en escena me pedían cómo y dónde podían encontrar estas cartas... Y con el tiempo, quise hacerles un regalo: este libro sería especial, no se limitaría a recoger las cartas negro sobre blanco. La acogida ha sido excelente, y yo estoy muy satisfecha.

H - Después de triunfar en la literatura con obras como ‘Melocotones helados’ (1999), ‘Diabulus in musica’ (2001) o ‘Mileuristas’ (2006), entre muchas otras, ¿Sabe uno cuando un libro será un éxito?
E.F.- No, resulta muy complicado. Además, depende de demasiadas personas, los editores, la distribuidora, los libreros... entre el lector y el autor hay un espacio enorme.

H - ¿Qué supone este libro dentro de tu obra?
E.F.
- Un capricho. Creo que he llegado al punto en el que sólo tiene sentido hacer cosas que realmente deseo. Este libro es una pequeña joya, un objeto precioso, que envuelve esas cartas. Me importaba mucho que fuera hermoso verlo, y emocionante leerlo.

H - Además de escritora, eres empresaria. ¿La mujer de hoy en día es  emprendedora?
E.F.
- Cuando se le ha permitido, la mujer siempre ha sido emprendedora. Vendía productos de huerta en los mercados, hilaba, cosía, hacía pan o quesos... sin una mujer en una casa, era complicado que la importantísima economía familiar privada funcionara. Por suerte, ahora se remunera el trabajo realizado fuera del hogar. Y las cifras demuestran que sí, cada vez hay más emprendedoras.

H - Las seis cartas cuentan las distintas partes de una historia de amor. ¿Siempre se repiten?
E.F.- Más que las distintas partes, distintas facetas. Puede ser el mismo amor, o relaciones y personas distintas. Lo interesante de estas seis cartas es que pueden ser leídas en distinto orden, y por lo tanto, crear historias de amor diversas.

H - ¿Qué sentimientos compartimos todos cuando nos enamoramos?
E.F.- Ilusión, miedo, euforia, y una sensación de sentirse poderoso, invulnerable, inmortal.

H - ¿Todas las historias de amor tienen un final o crees en el amor para siempre?
E.F.
- Todas finalizan. O con la ruptura, o con la muerte. Pero todo se acaba, sería antinatural que el amor no lo hiciera.

H - ¿Qué nos diferencia a hombres y mujeres a la hora de amar?
E.F.- Cada vez hay menos diferencias. Además, esa distintición me interesa muy poco. Me atrae mucho más saber cuál es la dinámica de pareja que se crea, y romper así con los tópicos sobre hombres o mujeres.

H - En una sociedad tan tecnológica como la de hoy, ¿aún existen románticos? ¿No ha terminado el email con las cartas de amor?
E.F.- Al contrario: se escribe ahora más que antes, sobre todo pequeños mensajes de amor o de cuidado. Se dejan notas en los imanes de la nevera, post.its en las mesas, SMS en los móviles. La única duda es saber cuántos de esos mensajes son auténticos, y cuántos rutina...

H - ¿Cuántas veces somos capaces de amar a una pareja?
E.F.- Depende de cada uno. Hay enamoradizos que descubren una y otra vez a la misma pareja, o a distintas... y los hay que sólo aman una vez y luego no se atreven o no necesitan hacerlo de nuevo. Si hubiera fórmulas se hubieran descubierto hace tiempo.

H - ¿Conoces el secreto de una relación sentimental "viva"?
E.F.- No. Quienes no la viven no lo conocen, y quienes la viven, muchas veces, no saben explicar cómo lo hacen o de qué manera la mantienen.

Más sobre: