La tasa de morosidad es el cuádruple de hace un año y se sitúa al nivel de 1997

El 30% de los hipotecados teme no poder hacer frente a los pagos

La crisis económica sigue teniendo sus consecuencias, que poco a poco vamos conociendo. Hoy sabemos que la tasa de morosidad se multiplicó por cuatro en 2008 y que alcanzó en diciembre el 3,29%, un nivel que no vivíamos desde el año 1997. Es más, en diciembre de 2007, este ratio se situaba en un 0,83%. Son los datos que ha ofrecido hoy mismo el Banco de España.

Los morosos son cada vez más en nuestro país y las causas principales son el aumento del paro y las quiebras inmobiliarias, y afecta muy especialmente a las cajas de ahorros. La razón es que las cajas son las principales acreedoras inmobiliarias. Cuentan con un total de 33.654 millones de euros de dudoso cobro frente a los 887.936 millones de euros de cartera de créditos.

El saldo total de créditos dudosos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito se eleva a 59.496 millones de euros, 3.052 millones más que en el mes de noviembre. Esta subida coincide con el aumento del Euribor (la referencia que fija el interés de las hipotecas en nuestro país), que en diciembre se situaba en un 3,45%.

Todo este contexto ha influido significativamente el sector inmobiliario, que ha visto cómo sus ventas caen en picado. Durante el año pasado, la compraventa de viviendas se desplomó un 28%, principalmente en las de segunda mano.

Miedo a no poder pagar la hipoteca
A las familias les cuesta cada día más hacer frente a los créditos y también resulta más complicado obtener un préstamo por parte del banco. Así pues, se ha reducido considerablemente el número de personas que solicitan una hipoteca.

Entre quienes lo han solicitado, la situación tampoco es esperanzadora: el 30% de las familias tendrá dificultades para pagar la hipoteca en los próximos meses, según el estudio Clima de Consumo EXPANSIÓN-GfK.

La banca contrata a detectives
La situación actual nos deja noticias que parecen sacadas de un guión de una película, pero que sin embargo, son realidad. "Desde el pasado mes de diciembre, la banca ha duplicado la contratación de detectives para investigar a los morosos". Al menos es lo que asegura Julio Gutiez, presidente de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España y director general de la agencia Mira.

Según ha explicado a algunos medios de comunicación, esta medida "trata de descubrir posibles engaños y fraudes ante los procesos de embargo, como la ocultación de bienes o propiedades y los movimientos extraños en las cuentas".

Aunque la gran mayoría de personas desconozca este tipo de prácticas, no son ninguna novedad. En España hay 150 agencias de investigación y 2.490 personas con licencia de detectives, a los que la banca recurre en algunas ocasiones. En palabras de Gutiez, el objetivo no solamente es evitar la morosidad, sino también que se ofrezcan créditos de manera “irresponsable”.

Más sobre

Regístrate para comentar