Primeras declaraciones de la madre de los octillizos de EEUU: 'Formar una gran familia siempre fue mi sueño'

Tras la polémica suscitada en torno a las técnicas de reproducción asistida, Nadya Suleman ha ofrecido su primera entrevista / A sus 33 años es madre soltera de 14 hijos

El pasado 26 de enero nos llegaba la feliz noticia de que una mujer en Estados Unidos había dado a luz a octillizos. A los pocos días, supimos que la mujer, Nadya Suleman, de 33 años, tenía además otros seis hijos, abriendo el debate sobre las técnicas de reproducción asistida. Tras continuos rumores y especulaciones, la mujer ha querido contar su versión. Lo ha hecho en una entrevista concedida a la cadena estadounidense NBC pocos días después de dar a luz a sus ocho hijos. Por el momento, los medios sólo han podido acceder a algunos extractos de la misma, que se emitirá de forma íntegra esta próxima semana.

Nadya Suleman acudió al programa Today Show para contar su historia y responder a las preguntas de la periodista Ann Curry. Durante la entrevista, Nadya aseguró que llevaba mucho tiempo intentando tener hijos. “Durante siete años intenté quedarme embarazada y finalmente lo conseguí gracias a la fecundación in-vitro. Entonces, decidí seguir adelante y tener más hijos”. Ella misma asegura que tuvo una infancia difícil. “Añoraba poder tener un vínculo especial con una persona. Formar una gran familia siempre había sido mi sueño”.

'Sólo quería ser madre'
La comunidad médica quedó escandalizada pues, según aseguró esta semana un portavoz de la American Society of Reproductive Medicine (ASRM), “tal cantidad de recién nacidos no debería ser considerado jamás como un éxito médico”. Ante toda la polémica suscitada, Nadya aseguró que ella sólo deseaba ser madre. “Quería poder tener a mis propios hijos. Quería ser mamá. Es lo que he anhelado toda mi vida. Adoro a mis hijos”, confesó.

La revista People ha podido acceder a parte de su historial médico e informa de que Nadya Suleman habría percibido 168.000 dólares (cerca de 130.000 euros) por invalidez desde 2001, tras un accidente en el hospital mental de California donde trabajaba como psiquiatra. Por aquel entonces se vio en medio de una pelea entre pacientes y su espalda quedó dañada a raíz de un fuerte golpe. La publicación asegura que recibió dicha pensión hasta agosto de 2008, poco tiempo después de quedarse embarazada de los octillizos. Los médicos le aconsejaron no coger peso, ni permanecer mucho tiempo sentada o de pie para aliviar el dolor, que se hizo más fuerte con el embarazo.

Más sobre

Regístrate para comentar