Barack Obama: 'pintor', 24 horas antes de Presidente de Estados Unidos

El mandatario electo mostró su lado más solidario en el día previo a su investidura

Todos estamos impacientes por dar el número preciso de vueltas a las manecillas del reloj (a estas horas, apenas tres) para asistir a la investidura de Barack Obama como el 44º Presidente de Estados Unidos. Una ceremonia que marca el comienzo de una nueva era en la Casa Blanca y que ha suscitado una expectación inmensa. Quien no parece inmutarse por la presión
es el propio protagonista.

Así, mientras otros políticos estarían concentrados preparando un discurso que formará parte de los anales de la historia, Obama pasó la víspera a la toma de posesión de su cargo presidencial como pintor en jefe en una casa de acogida de
adolescentes sin hogar
, como parte de una jornada dedicada al servicio a los demás en honor a Martin Luther King.

El mandatario electo se quitó la chaqueta, se remangó la camisa y, acompañado por Martin Luther King III -hijo del asesinado defensor de los derechos de los negros-, ayudó a pintar un dormitorio del albergue juvenil Sasha Bruce House con intencionado mensaje: “No es un día para detenerse y reflexionar, sino para actuar”. Obama volvió a pronunciar su
discurso de unidad, en un día en el que Estados Unidos conmemoraba el 80º cumpleaños de King. "No hay que subestimar el poder de la gente que se une para lograr cosas importantes", dijo el Presidente electo a la prensa, pendiente también de los adolescentes negros de la casa que lo observaban.

Antes de visitar este albergue, Obama estuvo con soldados heridos hospitalizados en el Centro Médico Walter Reed de las Fuerzas Armadas. Pero no sólo el mandatario electo participó en una jornada dedicada al servicio a los demás. Joe Biden, que jurará hoy como vicepresidente ante el Juez del Tribunal Supremo, llevó donuts a unos 300 voluntarios reunidos en el estadio Robert F. Kennedy, donde juegan los equipos de béisbol y fútbol de Washington. Allí, Michelle Obama y la esposa de Biden, Jill, se unieron a las personas que preparaban paquetes con regalos y cartas para los soldados destinados en el extranjero.

El Presidente electo concluyó el día con tres cenas en honor a políticos contemporáneos a Obama que han tendido la mano a los miembros del otro partido. Los agasajados fueron Colin Powell, ex secretario de Estado del aún presidente George W. Bush; el senador John McCain, el rival de Obama en las elecciones presidenciales, y el vicepresidente electo, Joe Biden. Mientras se celebraban estas cenas, la futura Primera Dama estadounidense, Michelle Obama, asistía con sus hijas, Malia y Sasha, al concierto "We are the future" celebrado en el Verizon Center de Washington en honor a las familias de los militares. Las "chicas Obama" se divirtieron cantando y bailando al son de las canciones de los artistas preferidos por los más pequeños: Miley Cyrus, protagonista de Hannah Montana, y los Jonas Brothers.

Más sobre

Regístrate para comentar