Las decisiones de hoy que nos asegurarán una buena jubilación mañana

No lo deje para mañana: consejos para saber por dónde empezar a guardar un capital / La mayor parte de nuestros jubilados vive de la pensión, que supone el 75% del salario neto cotizado

Por la OCU
Tener tiempo para uno mismo, para pasear, estar con la familia... la jubilación es una etapa para disfrutar del descanso, sobretodo si la salud y la situación económica acompañan. Para mantener el mismo nivel de vida del que se disfrutaba cuando se estaba en activo, hay que empezar a preparar la jubilación con suficiente antelación, cosa que la mayoría de los españoles no hacemos.

Si empieza hoy mismo a ahorrar para su jubilación, más fácil le resultará acumular un capital suficiente para completar su pensión y, al ser el plazo mayor, más rentabilidad podrá sacar a sus ahorros.

· Lo primero que ha de hacer es estimar cuál será su futura pensión de jubilación para complementarla en la medida de lo posible. Con el programa de autocálculo de la Seguridad Social lo sabrá rápidamente.

· A continuación, tendrá que elegir los productos donde invertir. A pesar de la situación convulsa de los mercados de los últimos tiempos, puede encontrar inversiones más seguras que le den una rentabilidad a largo plazo. Estudie bien el riesgo que esté dispuesto a asumir y también su horizonte temporal.

· Por último, le queda determinar cuánto necesita ahorrar para sumar a la pensión. Lógicamente, lo que usted ahorre, estará en función del conjunto de sus ingresos y gastos, pero recuerde que ha de ser previsor. Tenga en cuenta que, debido a la inflación, con el dinero que acumule no podrá comprar los mismos bienes que podría hacerlo el día de hoy, por lo que suponiendo una inlfación media del 2% para los próximos 20 años, debería dividir los importes a 20, 10 y 5 años aproximadamente entre 1,5, 1,25 y 1,10.

Una población desinteresada y desinformada
En la práctica, la mayoría de los españoles no nos preocupamos de la jubilación hasta que ya es demasiado tarde para realizar una adecuada planificación.

¿Cómo será mi futura pensión legal de jubilación? ¿Será suficiente para mantener mi actual nivel de vida? Actualmente, para recibir una pensión contributiva del Estado en términos generales, hay que haber cotizado con un mínimo de 15 años. El importe de la cotización dependerá de los últimos 15 años, del número total de años cotizados y de la edad de jubilación.

Pues bien, son pocos (el 7,5% de los trabajadores en activo) quienes deciden tener una idea muy clara de en función de qué datos se calcula; entre los más jóvenes el desconocimiento es elevadísimo. El grueso de los trabajadores en activo (el 65%) no tiene ni idea de cuál será su futura pensión de jubilación. Sólo 5 de cada 100 indican que tienen una idea muy clara al respecto, y casi todos son mayores de 55 años.

Esto revela un desinterés sobre nuestra futura jubilación, en ocasiones propiciado por las propias dificultades del día a día. No obstante, tener una adecuada información acerca de todos los detalles puede ayudarnos a sacar mayor partido de nuestros recursos.

Los autónomos, un caso aparte
Muchos autónomos optan por cotizar el mínimo a la Seguridad Social viendo solamente el dinero que ahorran mes a mes, pero pueden estar en un error. A diferencia de los trabajadores asalariados, los autónomos pueden elegir su base de cotización a la Seguridad Social entre un mínimo y un máximo anual. Los que optan por lo primero, no suelen tener en cuenta que una aportación mensual baja se traduce después en menores prestaciones recibidas, tanto en casos de incapacidad temporal como en la pensión de jubilación.

Si usted es autónomo y desea ahorrar con vistas a su jubilación, antes que pensar en otras alternativas, podría resultarle más beneficioso, y más seguro, aumentar su base de cotización.

Más sobre: