La ministra de Justicia francesa, Rachida Dati, ha sido madre de una niña

La pequeña, que se llamará Zohra, nació por cesárea el pasado viernes y ambas, madre e hija, se encuentran en perfecto estado de salud

Rachida Dati ha dado la bienvenida al nuevo año con la mejor de las noticias. La ministra de Justicia francesa ha sido madre de su primer hijo, una niña. La pequeña, nació por cesárea este viernes en una clínica al oeste de París, según ha informado el diario francés Le Figaro, y se llamará Zohra, igual que su abuela materna. Madre e hija, se encuentran en perfecto estado de salud.


Pocos detalles se conocen hasta el momento. Al parecer, Dati, de 43 años, salía de cuentas en dos semanas pero el destino ha querido que la pequeña viniera al mundo el segundo día de 2009. La actual ministra ha seguido desempeñado sus funciones con normalidad hasta la semana pasada. Cabe destacar que es la única política, junto con la ex candidata a la presidencia Segolène Royal, en dar a luz durante su mandato.

Fue a principios del mes de septiembre, durante el primer consejo de ministros en Francia después de las vacaciones de verano, cuando Rachida Dati dio a conocer la noticia de su embarazo. Entonces, la Ministra fue todo un ejemplo de prudencia ya que se encontraba todavía en las primeras semanas de gestación: “Quiero ser prudente. Son los primeros meses y todavía estoy en etapa de riesgo, además tengo 42 años. Si se consolida estaré feliz y tendré la impresión de haber rizado el rizo. Sino estaré muy apenada pero seguiré adelante”. Además, aseguraba que su estado no le impediría trabajar: “No hay ningún motivo para que limite o interrumpa mis actividades al frente del Ministerio. Esto no es una enfermedad”.

En el momento en que se supo la noticia, Rachida Dati se mostró firme y quiso dejar claro que no revelaría la identidad del padre de la criatura, zanjando el tema con rotundidad: “Tengo una vida privada complicada y éste es el límite que pongo en mi relación con la prensa. No diré más que esto”. Desde entonces, se vio obligada a enfrentarse a un sinfín de rumores en torno a la incógnita de la paternidad del hijo que venía en camino.

Más sobre

Regístrate para comentar