Obama despide el año visitando con sus hijas el zoo de Honolulú

El presidente electo de Estados Unidos, que regresará a Chicago el día de Año Nuevo, ha aprovechado sus vacaciones para ir al gimnasio, jugar al golf y pasear con su familia por Hawai

Barack Obama cuenta ya las horas para que terminen sus vacaciones navideñas. El próximo Presidente estadounidense termina mañana sus doce días libres y se espera para entonces su regreso a Chicago, desde donde partió con su familia el 20 de diciembre, pero puede presumir de haber apurando al máximo su tiempo de descanso en su Hawai natal. Obama ha continuado, sin embargo, con algunas de sus rutinas diarias y ha visitado el gimnasio Semper Fit Center de la Infantería de Marina casi todas las mañanas, salvo el día de Navidad en que pasó más de una hora felicitando a los militares que pasaban la Nochebuena en la base naval de Kaneohe Bay.

Durante esta última semana y media, el vecino más famoso de Kailua Beach ha almorzado en la residencia que ha alquilado para estos días o en casa de algunos conocidos, intentando mantenerse apartado lo máximo posible de las cámaras. Sin embargo, dada su enorme popularidad tras su victoria en las elecciones del pasado 4 de noviembre, no ha podido evitar los saludos de decenas de personas que han querido estrechar en persona la mano de su próximo presidente. Así ha sucedido durante algunas de sus salidas en familia, como las de la semana pasada a un parque acuático, a un centro comercial a tomar helado o la de ayer al zoológico de Honolulú.

Las pequeñas Malia y Sasha, de diez y siete años respectivamente, han querido despedir el año saludando a sus amigos los animales, pero fueron ellas y su padre los protagonistas. Ese mismo día Barack Obama había acudido a Punahou School, la que fue su escuela cuando era niño y en la que se graduó en 1979. En lugar de acudir a su cita matutina con el golf, Obama decidió cambiar este deporte por el baloncesto y jugó un partido con algunos amigos en dicho centro escolar.

Apagón en la isla de Oahu
Las vacaciones del que muchos llaman “Hombre del Año” han transcurrido normalmente pero no han estado exentas tampoco de algún que otro percance. El sábado por la noche la familia se quedó a oscuras durante doce horas después de que un apagón producido por una tormenta eléctrica dejara sin luz a toda la isla de Oahu, que con 900.000 habitantes es la más poblada de Hawai. El suministro eléctrico quedó restablecido a las seis de la mañana del domingo, día en que la familia realizó un recorrido de dos horas hacia el norte por la costa de la isla de Oahu hasta la casa en Mokuleia de Bobby Titcomb, un amigo de la secundaria, donde pasaron casi siete horas.

Además, los recientes acontecimientos en Oriente Próximo han obligado a los asesores del demócrata a mantenerle informado permanentemente de los enfrentamientos en Gaza que se han cobrado la vida de más de 360 personas. Personas cercanas a él aseguran que ha estado recibiendo informes sobre seguridad nacional y ha hablado con su equipo de transición. Y es que en menos de un mes, el próximo 20 de enero, Obama jurará su cargo para sustituir al actual mandatario norteamericano: George W. Bush.

Más sobre: