Un australiano se cartea por Navidad con la reina Isabel, Nelson Mandela, Kylie Minogue, Neil Armstrong y muchos otros famosos

Se llama Tim Kelly y a lo largo de los años ha recibido felicitaciones navideñas del primer ministro británico, cantantes, actores y miembros de la realeza

¿Se imagina abrir su buzón cada mes de diciembre y encontrarse con cartas remitidas por la Reina de Inglaterra, la cantante Kylie Minogue, el ex presidente sudafricano Nelson Mandela o el primer hombre que pisó la luna, Neil Armstrong, deseándole Felices Fiestas? Es lo que le sucede todas las Navidades a Tim Kelly, un australiano residente en Sydney que todos los años recibe en su casa las felicitaciones de numerosos personajes conocidos.

La tradición de Kelly comenzó cuando, a los 12 años, escribió una carta a la ex primer ministra británica Margaret Tatcher y ella le respondió. A partir de ese momento, Tim se propuso enviar su felicitación de Navidad a sus famosos favoritos, algunos de los cuales han tenido el detalle de contestarle. A lo largo de los años ha recibido cartas del ex presidente estadounidense Ronald Reagan y su esposa, Nancy, de la actriz Nicole Kidman, del cantante Elton John, del ex secretario de Estado americano Henry Kissinger y del príncipe Guillermo de Inglaterra.

Algunos de ellos han seguido la tradición de cartearse con Kelly desde la primera vez que éste se dirigió a ellos, como es el caso de la reina Isabel II de Inglaterra y su esposo, el Duque de Edimburgo. “La Reina y el príncipe Felipe desean agradecerle Señor Kelly por sus deseos de Navidad y le desean una Navidad encantadora” son las líneas que puede leer cada año en el christmas que le envían desde el palacio de Buckingham. “La Familia Real es sensacional, siempre son muy puntuales en el envío de su saludo navideño”, afirma Kelly. “Un año me olvidé de escribir a la Reina y sin embargo recibí su carta, debo estar incluido en su base de datos”, añade con una sonrisa. “Y la que llega del número 10 de Downing Street es una bonita carta”, afirma refiriéndose a la que le redacta el Primer Ministro británico todos los años. “Tony Blair siempre era muy preciso en el envío de la suya, pero aún no he recibido la de Gordon Brown”.

Sin embargo, Tim Kelly no siempre recibe contestación de los famosos a los que escribe, aunque admite que se está haciendo más difícil porque las leyes de privacidad son cada vez más severas. “Intenté enviarle una carta a Fidel Castro hace unos años, pero la Embajada cubana debió creer que estaba loco y nunca me respondieron”, declara el australiano. Cada año, no obstante, intenta encontrar nuevas personas a las que mandar sus mejores deseos para el nuevo año.

Tim Kelly proviene de una familia irlandesa de tradición católica y admite que la felicitación a la que guarda más cariño es del desaparecido Papa Juan Pablo II, porque junto a su carta le impartía la bendición Papal. “Me impresionó bastante, y ahora que ya no está con nosotros es una pieza histórica. El Papa Benedicto aún me envía pequeñas tarjetas con su carta” dice Kelly. Pese al gran valor que muchas de estas tarjetas podrían adquirir en el mercado, sobre todo las de los famosos que ya han fallecido, Tim asegura que no tiene ninguna intención de venderlas.

Más sobre

Regístrate para comentar