Espectacular robo en París: unos ladrones huyen con 80 millones de euros en joyas

El robo, casi de película, ha ocurrido hoy en la exclusiva joyería Harry Winston en la Avenida Montaigne de París

Parece sacado de una película de Hollywood, pero ha ocurrido en la realidad. Unos atracadores asaltaron ayer una de las joyerías más lujosas de París, Harry Winston, y se levaron un botín de nada menos que 80 millones de euros en joyas.

Lo hicieron ayer a plena luz del día y a las 17.30 horas, en pleno centro de París, en una de sus calles más transitadas y lujosas. La tienda de Harry Winston está situada en la Avenue Montaigne, centro de la milla de oro de la capital francesa.

Tres ladrones irrumpieron armados
Tres hombres, disfrazados de mujeres, asaltaron la joyería, vaciaron todas las vitrinas y se hicieron con casi todas las joyas expuestas. Se trata de un robo sin precedentes y perfectamente calculado, ya que los ladrones conocían el nombre de los empleados e incluso los lugares secretos donde se guardan las piezas más valiosas.

Bajo la amenaza de las armas reunieron a unas quince personas, entre empleados y clientes, en un rincón de la tienda antes de apoderarse de collares, aros, anillos y otras joyas expuestas de la más alta calidad y con las piedras y materiales más preciosos, para después darse a la fuga.

La policía está interrogando a los testigos y verificando las filmaciones de las cámaras de vigilancia. Se trata del mayor atraco a una joyería en Francia, aunque el récord mundial seguiría siendo el del robo de diamantes por unos 100 millones de euros llevado a cabo el 14 de febrero de 2003 en Amberes (Bélgica).

Una suculenta recompensa
La policía no ha revelado más informaciones en torno al caso. Lo que sí cabe destacar es que después del atraco, se ofreció una recompensa de 390.000 euros para quien descubriera el paradero de las joyas, pero no se ha obtenido ninguna información relevante.

Este es sin duda uno de los mayores robos de la historia ocurridos en París. El 27 de septiembre de 2004 desaparecieron dos diamantes (valorados en 11,5 millones de euros) de la Bienal de anticuarios del museo Louvre.

Referencia para multimillonarios y estrellas de cine
La joyería Harry Winston es una de las más prestigiosas y exclusivas del mundo. Sus clientes son igualmente exclusivos, como la realeza, multimillonarios árabes y estrellas de Hollywood.

La primera joyería la abrió Jacob Winston, padre de Harry, en Manhattan en el año 1888, pero fue la segunda generación la que le ha dado fama internacional. Ente sus piezas más valiosas están, por ejemplo, una tiara que el sha de Irán regaló a Farah Diba en 1958, o el mítico diamante de 61 quilates que Richard Burton compró para Elisabeth Taylor. La joyería, además, ofrece préstamos a las actrices más cotizadas para importantes eventos.

Más sobre

Regístrate para comentar