España, entre los países con menos mujeres directivas de la Unión Europea

Las empresas deben apostar por la conciliación entre la vida familiar y la profesional para que las mujeres alcancen los puestos directivos

En los últimos años, las empresas están apostando por favorecer la conciliación entre la vida familiar y la laboral. Este sigue siendo, sin embargo, uno de los escollos que aún tienen que superar las mujeres españolas, ya que nuestro país se encuentra entre los estados con menos mujeres directivas de la Unión Europea.

La clave para que más mujeres accedan a los altos cargos parece estar precisamente en compaginar estos dos factores y también en el modelo de educación de la sociedad. Así lo sostiene Montserrat Luquero, consejera delegada de Hudson, una consultora que ha estudiado las características de las mujeres directivas y la capacidad de liderazgo entre hombres y mujeres. Y añade: "Hay que educar en los valores porque hay generaciones a las que no podemos cambiar", según recoge Europa Press.

Las mujeres directivas, en aumento
El estudio refleja asimismo que las cifras de mujeres directivas están en aumento. Si en 2006 la presencia de féminas en las altas esferas de las 300 empresas europeas más importantes era de un 8,5 por ciento, el pasado año este dato creció hasta un 9,7 por ciento. Un dato aún poco significativo pero que refleja que las mujeres van conquistando progresivamente los puestos ejecutivos.

Así, según señala el estudio, la mayoría de mujeres directivas son nórdicas. Los países que encabezan la lista son Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Los países mediterráneos son, por el contrario, los menos evolucionados en este aspecto, ya que a la lista de la cola se encuentran España, Grecia, Italia y Portugal.

Dos tipos de jefas
¿Cómo se comportan las mujeres cuando dirigen? El análisis elabora dos tipos de personalidades: las más “masculinas” (más frías y exigentes) y las más “cercanas”, que resultan más accesibles y expresivas.

Eso sí, en comparación con los hombres, las mujeres directivas son altruistas, sociables, cooperadoras y autoexigentes, mientras que ellos resultan más “extrovertidos, comunicativos y ambiciosos”, según recoge Europa Press.

La solución: la educación
La solución que concluye el informe para que las mujeres accedan a puestos de poder radica en la educación y en el modelo de negocio por el que la empresa decida apostar. La conciliación de la vida laboral y familiar sigue siendo, pues, una de las asignaturas pendientes de nuestra sociedad.

Más sobre

Regístrate para comentar