Barack Obama nombra a su equipo presidencial y escoge a Hillary Clinton como secretaria de Estado

El presidente electo de EE.UU. anuncia los nombres que cambiarán la política de la primera potencia mundial

Falta poco más de un mes para que Barack Obama tome su papel como presidente de los Estados Unidos y el futuro mandatario ya tiene listo a su equipo de gobierno. Obama se ha querido rodear de importantes figuras políticas de gran experiencia y ha confirmado públicamente quiénes le aconsejarán en la Casa Blanca.

El nombre más sonado es sin duda el de Hillary Clinton. La que fuera rival directa suya a representante del partido demócrata de cara a las pasadas elecciones ocupará a partir del 20 de enero el cargo de secretaria de Estado. Se firma así una “paz” definitiva entre ambos, después de que Clinton, vencida en las primarias por el arrollador Obama, prestara su apoyo incondicional al candidato durante la carrera presidencial.

EE.UU., a por un nuevo liderazgo
Durante la rueda de prensa de presentación del equipo de gobierno, Obama afirmó que vivimos en un mundo “incierto” y que precisamente por ello, "el destino de EE UU es compartido con el resto del mundo, es hora para un nuevo comienzo del liderazgo americano, para superar los desafíos del siglo XXI". Así pues, el candidato del cambio y la esperanza ha querido formar un equipo que "cuenta con una capacidad única para hacer exactamente eso. Comparten mi pragmatismo sobre el uso del poder, y mi sentido del papel de EEUU como líder en el mundo".

La protagonista del día es sin duda Clinton. Sus primeras palabras tras hacerse público su nuevo cargo han resultado toda una declaración de intenciones: "Sabemos que nuestra seguridad, nuestros valores, nuestros intereses, no se pueden promover o proteger sólo con la fuerza, ni tampoco sólo por los estadounidenses. Tenemos que perseguir una diplomacia vigorosa, utilizando todas las herramientas que podamos para construir un futuro con más socios y menos adversarios".

Un sólido equipo
Con estos nombramientos, el nuevo esquema de la política estadounidense queda de la siguiente manera:
- Secretaria de Estado: Hillary Clinton.
Esta es la mejor manera de cerrar las heridas entre ambos y ratifica la voluntad de Obama de contar con sólidas figuras a su Gobierno. Nacida en Chicago en 1947, Clinton, dos veces entre los 100 abogados más influyentes del país, ha sido primera dama y senadora. Al nuevo presidente de EE.UU. no le fue fácil vencer a toda esta figura dentro del partido demócrata.
- Consejero de seguridad nacional: James Jones.

Otro de los pesos pesados de Washington: ex general de cuatro estrellas, comandante supremos de la OTAN entre 2003 y 2006, Jones es toda una eminencia en las altas esferas militares. Ha servido además en lugares como Japón, Oriente Próximo e Irak, y se ha convertido en una de las voces más críticas con la situación generada en Afganistán, foco de terrorismo que considera más importante que Irak.
- Secretario de Defensa: Robert Gates.
El futuro presidente ha fichado para este puesto a un republicano. Conocido por su espíritu diplomático, ha sido director de la CIA y se tendrá que enfrentar a la retirada de las tropas de Irak, país que conoce bien ya que ha sido él mismo quien ha estado al frente de las operaciones del país asiático en los últimos dos años.
- Secretaria de Seguridad Interior: Janet Napolitano.
Otra de las mujeres en quien ha confiado Obama es la gobernadora de Arizona desde el año 2002. Se trata de una mujer independiente, que no se “ata” a demócratas ni a republicanos y que ha plantado cara a la inmigración ilegal.
- Fiscal general: Eric Holder.
Holder es otra de las figuras importantes del mandato de Bill Clinton. Ha sido uno de los asesores legales en la campaña de Obama y ahora se hará cargo de la administración del nuevo presidente.
- Embajadora de la ONU: Susan Elizabeth Rice.
Junto a Hillary Clinton, Rice es la otra nueva “cara exterior” de EE.UU., y otra de las “leyendas” de la Casa Blanca. Tiene probada experiencia, que consiguió durante el mandato de Bill Clinton. Ha sido miembro de la Oficina de Seguridad Nacional, (como directora de organizaciones internacionales y de paz, y más tarde como asistente del presidente para los asuntos de África). Esta mujer domina temas como la pobreza, o los países en vías de desarrollo.

Más sobre: