Las grandes capitales del mundo inauguran el alumbrado navideño

Madrid, Praga, Londres o México D.F. resplandecen bajo el brillo de millones de luces

El ambiente navideño ya se ha instalado en numerosos rincones del planeta. El espíritu de las fiestas más entrañables del año baña de luz, color y música ciudades tan dispares como Madrid, París, México D.F., Bruselas, Praga, Viena, Medellín, Moscú o Yakarta.

A partir de este fin de semana los amantes de la decoración navideña podrán disfrutar del espectacular alumbrado instalado en las calles de Madrid. Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de la ciudad, fue el encargado de inaugurar está tradición tan arraigada en la capital de España y que la convierte en una de las ciudades más hermosas del mundo para disfrutar de los días previos a la Navidad. El político acudió a la Plaza de España y desde allí, donde se ha instalado uno de los árboles más relucientes, activó los 9.000.000 de bombillas que alumbrarán el centro hasta comienzos de enero.

 Junto a él, se encontraban dando la bienvenida a esta entrañable tradición algunos de los actores de dos de los musicales que triunfan en la Gran Vía madrileña: La Bella y la Bestia y High School  Musical. Diseñadores de la talla de Juan Duyos, Devota & Lomba, David Delfín, Ángel Schlesser o Roberto Torreta han querido dar su toque personal a los numerosos árboles iluminados, situados en algunas de las zonas más céntricas de Madrid. Además, el tradicional mercadillo navideño de la Plaza Mayor acaba de abrir sus puertas, y a lo largo de sus más de 80 puestos, sus visitantes podrán adquirir todo tipo de figuritas para el belén, artículos decorativos, plantas arómaticas y las luces más variadas.

Aunque si hay una capital que por méritos propios puede ser la 'ciudad de la luz' es París. La capital del Sena engalana la Avenida de los Campos Elíseos y la famosa Torre Eiffel con millones de bombillas, confiriéndole un aspecto aún más espectacular que el que luce el resto del año. En esta ocasión, las autoridades parisinas han elegido los tonos azulados y violáceos para decorar los árboles de las grandes avenidas. Tonalidades bastante parecidas son las que colorean el centro de Praga. La capital de la República Checa puede presumir, además, de tener un abeto gigante que podrán visitar aquellos que se acerquen hasta la Plaza de la Paz.

Aunque, sin duda, Viena es una de las ciudades que cuenta con uno de los elementos más característicos del entramado navideño, y que ilumina su cielo. Se trata de su espectacular noria, que con 36.000 bombillas encendidas, permite a sus viajeros impregnarse del ambiente navideño desde sus casi 65 metros de altura.

También dentro del continente europeo se encuentra la maravillosa postal que componen las calles de Bruselas. La fachada de su Ayuntamiento se tiñe con proyecciones de colores fríos, mientras los transeúntes admiran el árbol de Navidad colocado durante la inauguración de las luces navideñas en la Grand Place. No obstante, este abeto tendrá que competir con el que han instalado los moscovitas en su famosa Plaza Roja.

Al otro lado del Océano

Se trata de fiestas que traspasan barreras geográficas e incluso culturales. Las tradiciones navideñas arraigan progresivamente en lugares tan lejanos como Yakarta. En la capital indonesia, el alumbrado ha llegado hasta el interior de los centros comerciales.  Este año, la atracción principal será el pastel, de 33 metros de alto y 9 de ancho, que se inaugurará para dar la bienvenida a las próximas fiestas.

Y al otro lado del Atlántico nos encontramos con decorados tan dispares como los de Medellín (Colombia) y los de México D.F. La capital azteca opta por abetos, un área de nieve natural y una pista de hielo en el centro de la ciudad para celebrar la Navidad. Mientras tanto, en Medellín, una de las principales ciudades de Colombia se enciende motivos festivos de corte mucho más futurista, donde abunda un fuerte colorido. Millones de luces se han encendido en el río Medellín, como preámbulo a los tradicionales alumbrados que atraen a miles de turistas a esta ciudad durante el invierno.

Más sobre: