Esperanza Aguirre relata como vivió los atentados en Bombay: 'Escapábamos. Yo iba descalza...'

La presidenta de la Comunidad de Madrid se encontraba registrándose en un hotel cuando fue asaltado por terroristas

Esperanza Aguirre vivió en primera persona el inicio de la oleada de atentados terroristas en Bombay, la capital financiera de la India, que - en menos de veinticuatro horas- ha causado ya 100 muertos y más de 300 heridos. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha regresado esta mañana a España al conseguir salir en el último vuelo regular que despegó anoche desde la capital financiera de la India.
Pasadas las 10:00h de esta mañana, aterrizaba en Barajas y una hora después comparecía en rueda de prensa en la Real casa de correos, sede de la Comunidad, para explicar cómo consiguió vivió esas dramáticas horas.
Aguirre se encontraba en la India en su último día de visita oficial encabezando una delegación empresarial madrileña para promover las relaciones empresariales en el país. Cerca de las 23:00h (hora local mientras que en España el reloj marcaba 18:00h) se disponía a registrarse en el hotel Trident (antes llamado Oberoi) en el que sólo debía pasar unas horas, que la salida de su vuelo estaba prevista para las 03:25h . La delegación madrileña estaba en recepción, registrándose cuando los terroristas asaltaron el hotel a tiros. Con serenidad pese a lo vivido, la presidenta decía hace unos minutos: “Me di cuenta de la gravedad de la situación cuando oí ruido de metralletas”.

 Luego siguió: “El hall del hotel estaba en llamas y comprendimos que teníamos que salir”. En el camino, perdió una de sus alpargatas y se quitó la otra por lo que quedó descalza: “Escapábamos. Yo iba descalza. Era un hotel, pensamos que si estaban los terroristas en la entrada principal tenía que haber otra entrada”. Por suerte, acababa de dejarles un coche desde el aeropuerto y todavía no se había marchado así que llamaron al conductor: “Pisé bastante charcos de sangre, hasta entonces no sabíamos si había víctimas o nada. Logramos subir en el coche y nos dejaron salir porque todavía no habían acordonado”.

'El resto del grupo estaba cercado por la policía'

Fueron dirección al aeropuerto y mientras tanto contactaron por teléfono con la otra parte de la delegación, que había llegado al coche en un vehículo distinto. “Llamamos al resto y nos dijeron que la policía había acordonado. No podían salir. Ellos estaban cercados por la policía, si nosotros volvíamos a recogerlos pensamos que nos quedábamos en las mismas circunstancias que ellos”, a estas horas continúan en Bombay y el Gobierno va a enviar un avión para repatriarlos.

La terrible experiencia prosiguió camino del aeropuerto: “Había habido otra bomba en la parte de vuelos domésticos del aeropuerto”. Al llegar, supieron que su vuelo de regreso se había cancelado y tomaron el último en despegar, con destino a Zurich. De allí a Barajas, donde esta mañana le esperaban su marido y sus hijos. La organización islamista autodenominada Deccan Muyahidin ha reivindicado los atentados coordinados en los que fueron asaltados al menos siete puntos turísticos, los dos hoteles de lujo citados, el aeropuerto, la estación de lujo y un restaurante con granadas y armas automáticas.

Más sobre: