El Gobierno elabora un plan para reducir a la mitad el abandono escolar en 2012

El objetivo es motivar a los jóvenes para que continúen sus estudios más allá de las enseñanzas obligatorias.

El abandono escolar sigue siendo una de las asignaturas pendientes en España. El gobierno quiere solucionar este problema y ha acordado, con las Comunidades Autónomas, un ambicioso plan que reducirá la tasa de abandono escolar en 2012 a la mitad.

El objetivo de que se iguale a la media europea, que se sitúa en el 15 por ciento. Así, la medida prevé que 570.000 jóvenes, de entre 16 y 24 años, continúen sus estudios más allá de las enseñanzas obligatorias informa Europa Press.

Los expedientes, valorados a la hora de encontrar un trabajo
La iniciativa contempla, entre otras acciones, que los empresarios primen la posesión del título en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el acceso de los jóvenes al empleo. "Es una propuesta que no está negociada con los agentes sociales todavía, pero ya ha habido un intercambio informal de opiniones", adelantó la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, según recoge Europa Press.

"Se trata un compromiso con los jóvenes, las familias y con la sociedad, ya que este programa tiene que ver con el nuevo modelo de crecimiento económico basado en el conocimiento", indicó la ministra para añadir que el Gobierno destinará a las Comunidades Autónomas un total de 121 millones de euros para la puesta en marcha de este plan en 2009.

Una segunda oportunidad
La ministra Cabrera quiso hacer hincapié en la importancia de ofrecer una "segunda oportunidad", para los jóvenes de entre 16 y 22 años que hayan abandonado sus estudios y quieran retomarlos, puedan recibir clases de refuerzo y extraordinarias para obtener el título en Secundaria lo más rápido posible. Por ello, se reforzarán los departamentos de orientación, para asesorar a los estudiantes, ya que, a juicio de la ministra, "muchos casos de abandono obedecen a la falta de información", según Europa Press.

Los docentes y las familias juegan un papel esencial
La iniciativa también se para a pensar en la figura de los profesores. Así pues, se formará al profesorado sobre técnicas de aprovechamiento del potencial de los alumnos, así como técnicas de diagnóstico precoz de las dificultades, atención educativa y seguimiento de los estudiantes en riesgo de abandono educativo temprano, según Europa Press.

En cuanto a las familias, asimismo se promoverá la participación activa de los padres en el proceso educativo de sus hijos, asistiendo a las reuniones del colegio. "Es algo fundamental para un correcto seguimiento y apoyo por parte de la familia a la labor que se desarrolla en los centros educativos", indicó la ministra, tal y como recoge Europa Press.

Más sobre: