La crisis económica dispara las ventas de lotería de Navidad, cosméticos y repostería

Los españoles nos gastaremos un 25% más que el pasado año en los tradicionales décimos para intentar que la suerte nos acompañe

Acaba de empezar noviembre y las Navidades nos aguardan a la vuelta de la esquina. Estas siempre son sinónimo de adornos, reuniones, compras y regalos, lo que supone un gasto considerable en la economía familiar. Los expertos han comenzado a barajar las primeras cifras y han calculado que el gasto durante estos días festivos puede rondar en 2008 en torno a los 1.100 euros por hogar. Es por ello por lo que los españoles comenzaremos el nuevo año con la ya tradicional ‘cuesta de enero’ ante nosotros y más empinada que nunca.

La crisis económica que actualmente afecta a todos reducirá las compras. No obstante, y  pese a las dificultades, sigue habiendo productos cuya venta está en alza. La reina absoluta es la lotería de Navidad. Comenzó a venderse a mediados de verano y se prevée que este año las compras de boletos de la suerte crezca hasta un 25 %. Y es que para muchas familias la adquisición de lotería se ha acabado convirtiendo en una forma de inversión. Los sorteos que más interesan y llaman la atención a los consumidores son aquellos que tienen un premio de mayor importe.

Si hace unos años el ‘milagro de la lotería’ servía para cambiar de coche o reformar alguna estancia de la casa, ahora todas las ganancias van destinadas a cubrir deudas –los temidos 'agujeros’- o pagar plazos de hipoteca. La gente prefiere encomendarse a la suerte en esta época mágica del año. Las largas colas volverán a sucederse en los próximos días en los mismos lugares de siempre. Y es que la tradición manda: buscamos nuestros números de la suerte o recurrimos a aquellas administraciones en las que año tras años cantan alguno de los premios más importante. Doña Manolita, en la Gran Vía de Madrid, La Bruja de Oro, en Sort (Lleida) y la administración de Vic (Barcelona) son algunos de los puntos a los que millones de personas recurren a la hora de comprar un décimo.

Sin moverse de casa
Las nuevas tecnologías toman protagonismo este año y podremos adquirir las participaciones y billetes a través de Internet. De hecho, muchos locales cuentan ya con un sistema de venta a través de la red. Una vez adquirida la participación, le llegará un correo electrónico de confirmación que equivale al tique de compra. Así no solo podrá comprar lotería, sino enviar participaciones a todas las personas que usted desee. No obstante y como sucede con cualquier compra por la red, las asociaciones de usuarios advierten que deben realizar dicha operación con todas las precauciones habituales.

Una crisis  muy dulce
Además de la lotería, hay otros sectores que siguen incrementándose a pesar de la incertidumbre económica: cosmética y repostería. Para algunos, la crisis ha supuesto aplicar el dicho de ‘al mal tiempo buena cara’, generando un aumento en la venta de productos de cosmética, tales como las cremas hidratantes o los maquillajes. Y lo mismo ocurre con la repostería, que mueve su mercado guiándose por las fiestas. El pasado 1 de noviembre, día en que se celebra la festividad de Todos los Santos, las familias no dejaron de llevar a sus casas los tradicionales buñuelos y huesos de santo. Y lo mismo ocurrirá, dicen los expertos, con los turrones navideños. Los españoles intentarán rebajar su gasto pero no escatimarán a la hora de invertir en lotería y dulces.

Más sobre: